1 2 3 4 5

Informática, peluquería, estética… son algunos de los talleres ocupacionales que realizan las niñas y adolescentes del Hogar Meridional Santa Luisa de Marillac. “Los programas informáticos que he aprendido me han ayudado con las tareas del colegio y sobre todo con las clases virtuales a raíz de la pandemia” nos comenta Antonia Bareiro.

Desde el año 2007, la Fundación Meridional desarrolla el Hogar Meridional en Asunción (Paraguay). Gestionado por la Congregación Hijas de la Caridad de San Vicente Paul, el hogar acoge a 59 niñas y adolescentes que huyen de la extrema pobreza y de situaciones de vulnerabilidad y desigualdad social.

Además de encontrar un ambiente confortable, cálido y seguro en el que crecer de forma sana y plena, reciben una educación y formación, gracias a la escuela anexa, que les ayudará a valerse por sí mismas en el futuro.

Un ejemplo es Mia García, que entró en el Hogar con 7 años y terminó al finalizar el colegio con 17. “Soy una de las privilegiadas que pasamos por el Hogar. Gracias a las hermanas Candelas y Deo aprendí muchísimas cosas que no hubiese podido aprender en ningún otro lugar. Actualmente estoy finalizando mi formación como docente porque quiero ser profesora. Me siento una mujer realizada que poco a poco va cumpliendo sus sueños”

La Pandemia ha supuesto momentos difíciles en el último año y medio, pero poco a poco se han ido adaptando y superando.  “Con la ayuda de la Fundación hemos comprado alimentos y elementos escolares (celulares, libros y otros) para las clases virtuales realizando un acompañamiento virtual a aquéllas que se encuentran en sus casas. El apoyo de la Fundación Meridional en estos 14 años ha sido fundamental para lograr la mejora en la vida de las niñas y adolescentes del Hogar” escribe Sor Candelas, Directora del Hogar Meridional.

“El hogar es un refugio contra todo tipo de tormentas” William J.Bennet