1 2 3 4 5

Educar no es solo transmitir conocimientos, supone además adquirir valores, hábitos, destrezas y habilidades que nos permitan desarrollarnos como personas. Y ese es uno de los objetivos de la Fundación Meridional en todos los proyectos educativos que desarrolla.

En Un Patio Para todos se programan actividades e iniciativas a lo largo del curso escolar que permiten a los niños comprender la realidad del mundo que les rodea y comprenderse a sí mismos.

Actividades como la realizada en el Día Internacional contra la Violencia hacia las mujeres. Recordaron a mujeres relevantes en la historia que se vieron relegadas al olvido al sufrir diversos tipos de violencia sutil. Realizaron unas siluetas con sus manos incluyendo frases célebres de ellas y las repartieron entre los y las trabajadoras de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz

O como los mensajes de ánimo y cariño que enviaron durante el confinamiento a las personas mayores de Torrejón, a través de la Concejalía de Bienestar Social de la ciudad. Mensajes como: “Hola:¿ cómo estás? Soy Malak, tengo 7 años, te escribo para decirte que todo va a salir bien. Seguro que con tu esfuerzo cada día mejorarás y avanzarás un poquito. No sé si lo sabes de verdad, pero detrás de esta pandemia hay mucha gente cuidándote y pendiente de ti. Ten paciencia que pronto saldrás de ahí, seguro que tu familia y amigos están contigo también apoyándote. ¡ÁNIMO TODO VA A SALIR BIEN!”

Esta iniciativa tuvo tan buena acogida, que se ha convertido en una acción más de la programación del proyecto, Daniel Machado, el coordinador, nos lo cuenta: “El objetivo es fomentar las relaciones intergeneracionales con las personas mayores de la localidad, compartiendo recuerdos, aprendizajes y anécdotas a través de mensajes, videos, juegos…

Como primera actividad y aprovechando el Día Internacional de las personas mayores, nos inspiramos en la casa flotante de la película “UP”. Pintamos un mural y llenamos el patio de globos con mensajes de tópicos o derechos de las personas mayores. Por grupos, han localizado esos globos y leído los mensajes. Si consideraban que era un derecho lo colocaban en el tejado. En cambio, si era un tópico lo colocaban en el suelo. Con estas acciones tenemos la oportunidad de aprender de ellos, pero sobre todo, generar un cambio positivo dentro de la comunidad.”